El lio de nunca Acabar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El lio de nunca Acabar

Mensaje por WilliamDarkgates el Vie Dic 17, 2010 5:38 pm

(Mi musa tiene dias rondandome y decidi, por impulso hacerle caso hoy, asi que escribí este cuento de mi Hellblazer personal. He corregido el cuento con el Stilus y ha quedado al pelo. Pero debo retocar un tanto la narrativa, de todas formas se los pongo aqui, para que lo disfruten)

-¿Sabes cual es el problema con los pactos fáusticos? Por tu cara veo que no. La verdad es que todo el mundo cree saber de ellos pero no sabe nada. Para ser sinceros, Fausto nunca existió todo fue publicidad fraguada en el infierno, los pactos fáusticos se pueden hacer, pero no se pueden romper, pero ¿Tu sabias eso? no lo pongo en duda, y tomando en cuenta eso y aquello, te pregunto mi "buen amigo" ¿Por qué robaste mi libro?- Así inicio su asalto el buen Rafael, mientras barruntaba aquel montón de palabra y observaba con calma hacia el ocaso.- Caracas es hermosa a la luz del ocaso, es todo un desastre, peligrosa violenta como ella sola, pero las cosas más hermosas con frecuencia son las más peligrosas ¿No lo crees, Edward?

Rafael observó a su presa, era un señor mayor, tal como lo había visto en la visión de aquel ladrón que había matado; ¿Cuánto tiempo había pasado de aquello? se preguntó el mago. Edward era un ocultista al igual que él, pero mucho más peligroso, había sido uno de esos que manejo los hilos del régimen nazi, que había usado magia, trucos y superchería para mover a los germanos, y llevar a cabo la matanza más grande de todos los tiempos- ¡Ah! veo el brillo en tus ojos. Sabes que has hecho muchas cosas malas en la vida, y el Ediolon no puede hacer nada por ti. Ellos son estructurados ¿Sabes? no tienen compasión, y no harán nada por rescindir tu contrato.- agrego con calma Rafael, quien no se exasperaba por qué su interlocutor no le hablaba, con calma miro el patio donde se hallaba, era realmente una casa hermosa, en la zona más cara y alejada de la ciudad de Caracas, un sitio al cual solo se podía llegar con un automóvil, y un sitio tan alejado, que nadie molesta a nadie, y en pocas palabras el sitio ideal para ocultarse. Se acercó a una mesa cristal, donde había un juego de té, una bandeja con galletas y un diario.

- Por cierto, que excelente el círculo que has creado allí; se ve que aprendiste mucho durante tu época con la Sociedad de Thule, dime una cosa ¿Tú llegaste, alguna vez, a creer en lo que profesaban los de la Sociedad? Sí, sabes toda esa cháchara sin sentido sobre la supremacía racial y el neo paganismo. Si hubiesen llamado la atención de los Aesir, sinceramente creo no hubiese piedra sobre piedra en Europa.- Comentó, mientras tomaba una taza y se servía té, y daba cuentas de unas cuantas galletas. Y miraba con detenimientos a Edward; él hombre era una especie de arpía masculina, estaba sentado en una silla cómoda, cuyo esqueleto era de hierro forjado. El círculo estaba escrito con tiza, y tenia algunos símbolos sagrados. Rafael reconoció algunas runas, mezcladas con otros símbolos mucho más peligrosos.

-Eso te habría gustado, ¿verdad? Tu risa es horrible, ¿Este té es muy bueno?- agregó- Tienes estilo, aunque a mí me gusta más el café, ¿Te place? Sí, seguro que sí. ¿Vamos no vas a hablar?

-No saldrás vivo de aquí, mono hablador- dijo Edward, su voz era ronca, carrasposa y Rafael sintió escalofríos al escuchar aquellas palabras cargadas de odio.

-¡Ah! Ves no es tan difícil, y la respuesta a tu aseveración, amigo mío, es que sí. Quien no va a ver un nuevo amanecer eres tú. Dime una cosa ¿Qué se traía la sociedad entre manos cuando movió a todos esos nacionalsocialistas para que llevase acabo la solución final? ¿Acaso lo que lograron con la gran guerra no fue suficiente?

- No- respondió tajantemente Edward- él deseaba más, necesitaba más energía, pues deseaba entrar en carne y pústula a este mundo.- Rafael sintió un escalofrío cuando el anciano dijo "él"

-Dime una cosa Herr. Edward, ¿Qué piensas hacer con mi libro o que pensabas? Vamos, sé que a los viejos se les recomienda que aprendan un idioma nuevo o se pongan a pintar cuadros, para que el Alzheimer no haga estragos con ellos, pero no creo que aprender Enoquiano vaya a salvarte o serte útil.

- Tienes razón- replicó- pero no quiero morir sin antes dejar una huella significativa en el mundo, y sabrás, que lo que pensaba hacer ya lo hice. ¿Te has asustado, Rafael?

- En efecto- dijo- Me asombra, que un idiota como tu haya pasado por el Sello de Gabriel sin atraer la atención de los paganos. ¿Sabes que están volviendo?- inquirió mientras tomaba más té.-Lentamente vuelven, Tal vez por qué sienten que es el momento, o por qué cada vez más el Eidolon pierde terreno. Dime una cosa ¿Qué te prometieron Miguel y Rafael?

- Una corta estancia en el purgatorio luego el Palacio del Millar de placeres.

-Tu alma esta comprometida, en serio lo sabes.- Comento Rafael en tono socarrón; luego se terminó el té y saco un libro de su bolso. Siempre llevaba un bolso que parecía de las mil maravillas- He leído este libro de atrás para delante y viceversa, de arriba abajo, en diagonal si te place, si alguien conoce al cabrón del Eidolon, soy yo. Y sabes que; si la Sociedad y tu no deseaba atraer a los Aesir con tanto Judío, Gitano, Ruso, comunista, homosexual y disidente muerto, sino que deseaban atraer a "Aquel que mora entre los espacios" el Eidolon no podrá hacer nada por tu alma. ¿A quién se la vendiste?


El viejo mago comenzó a reírse de forma frenética, su risa iba en crescendo. Parecía una gallina clueca, y aquello estaba molestando a Rafael, con su risa decía muchas cosas, y entre ellas que siempre habían estado lo suficientemente loco para hacer lo que él infería. No solo había vendido su alma, sino que se la había vendido al ser más peligroso de toda la creación. Rafael se quitó sus anteojos, y se dio un masaje en la frente.

-Sabes que no hay nada que lo detenga.

-En efecto, mocoso- replicó Edward- Sabes, que la primera vez que lo derrotaron, fue en una era en la cual el tiempo, como lo conocemos aún no corría, que hizo falta la conjunción de millares, para ponerle fin y que la explosión resultante dio como resultado a nuestra realidad.

- Gracias por la clase magistral

-Siempre es un placer, iluminar las mentes jóvenes, y la de las razas inferiores- agrego con una sonrisa- Pero...

-Lo enfocó mal, sé que no deseas llamarle- le interrumpió- deseas romper el sello de Gabriel para que el Eidolon entre en el mundo. Te preguntaré una sola vez- dijo- No tienes fuerza para hacer ese conjuro, estás viejo así que dime ¿Cómo lograste discar al plano superior?- Rafael se puso de pie y observó con detalle al anciano, este sonrió. El mago al ver aquella sonrisa lupina supo la verdad

-Hice lo que tú no te atreves- dijo- pase la antorcha.

-Me parece bonita la idea, en mi caso seria pasar la antorcha- dijo con calma el mago mientras se llevaba las manos a su bolso. - En tu caso, es controlar a un imbécil con potencial, no es más que el acto de crear un títere. ¿O me equivoco?

-No- dijo el anciano, quien se ponía de pie en respuesta al gesto de Rafael, saco rápidamente una especie de cuchillo y se preparó para lo peor. Pero menuda fue su sorpresa cuando el mago solo saco un trozo de tiza.

- ¿Con eso piensas matarme? ¿Sabes que no saldrás vivo de aquí?

-No pienso matarte con esto.- respondió- Saldré vivo de aquí, saldré de la misma forma que entre. ¿Crees que tus vigilantes podrán contra mí?

-Y ¿Quién dice que no te mataré cuando me des la espalda?

-Los años de práctica, mira ese círculo de protección que hiciste requirió mucha energía. Lo hiciste rápido, pero esta muy bien hecho. Sé que me sentiste llegar, contaba con eso.

-¿Y, entonces? ¿Qué vas a hacer? ¿Cómo me vas a matar por haber robado tu librito?

-Robaste, e hiciste una llamada indebida, me conformo con recuperar mi libro, cosa que ya he hecho- recito el mago mientras pulverizaba el trozo de tiza y lo dejaba caer en el piso. - Yo, no voy a matarte, ella lo va a hacer.

- ¿Quién?

El polvo de la tiza comenzó a transformarse en niebla con una rapidez asombrosa; en cuestión de momento había una fría y densa niebla. Edward, a pesar de los años, tenía buena vista y aun podía ver con claridad al mago. Sintió la fuerza del conjuro de Rafael, cuando toco su anillo.

-¿Que intenta Herr Velasco? ¿Quién va a matarte?- inquirió de nuevo, Rafael pudo sentir el temor latente en su voz.

Rafael surgió de entre las nieblas, estaba más cerca del borde del círculo.

-Ella- replicó impaciente.

Menuda fue la sorpresa de Edward; había visto muchos seres horribles en su vida, pero aquel que estaba frente a él era el más horrible. Era un ser al que temía, y que esperaba que algún día llegase a encontrarla. En aquel momento surgía detrás del mago, tenia la forma de una hermosa mujer, de nívea piel, de cabellos negros y rizados, de ojos grises y fríos, con labios rosados y carnosos, con una egregia nariz aguileña; y una tunica que resaltaba sus pechos y muslos. Aquella visión era hermosa, pero a él no lo engañaba. Aquello era una furia

- ¿Cómo...?- alcanzo a titubear.

-La magia no esta en lo que puedes hacer- dijo- sino en el lograr que otro haga las cosas por ti; esta señorita- Rafael se volteó, hizo una reverencia y toco su delicada mano, le besó con delicadeza y le sonrío- me prendó, le hice un regalo, y luego le pedí un favor y ¿Sabes qué? accedió a mi petición.

-Vale- replicó el anciano que comenzó a temblar, frente a la idea de enfrentarse a la Furia, ya no tenia fuerza, ya no era un hombre joven no había en su repertorio, ningún conjuro para matar a esa bestia. No temía morir a manos de ella. Lo que temía era...

- Sí, sé que temes, todo el que muere a manos de una furia esta condenado a la obliteración. Tus pecados son grandes, diviértete- le dijo a Edward luego miro a la furia y volvió besarle la mano- Lo prometido es deuda querida; que te sea de provecho.

Rafael con calma se alejó sin mirar atrás, conocía la escena. Sabía que el viejo se había vuelto descuidado a pesar de su trayectoria. Sabía que no tenia fuerza, y que a pesar de que el círculo de protección era bueno, no aguantaría el embate de la Furia.

Edward Hunser, ocultista nazi, miembro de la Sociedad Thule no podría contra aquella criatura. Ya no tendría que preocuparse de él, sabría donde terminaría. Ahora Rafael tenía su libro, pero había problemas mayores. Había un remedo de mago por allí tratando de romper el Sello de Gabriel. A veces parecía que los problemas le seguían y nunca acababan. Todo aquello a veces se le antojaba un lío de nunca acabar.

_________________
En la antesala al portal oscuro
avatar
WilliamDarkgates

Mensajes : 1001
Puntos : 1194
Reputación : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2010
Edad : 34
Localización : Venezuela/ Estado Miranda/ Guatire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por Lobo7922 el Sáb Dic 18, 2010 5:07 pm

Está muy bien, pero me gustaría que nos introdujeras a la furia previamente de algún modo, o a alguna criatura similar, de manera que no quede como un Deus Ex Machina.

Por supuesto, si este relato forma parte de una serie (como nos has dicho) queda bien si antes conocemos las habilidades de Rafael, pero sí sueltas este relato individualmente, es difícil comprender muchas cosas; pienso que deberías darle un pequeño repaso a tus lectores para recapitulen todos los detalles y los entiendan mejor.

Me ha recordado mucho el estilo de algunos cómics de Hellboy que he estado leyendo, y donde siempre me quedo ¿qué? ¿Cómo? ¿Cuando? ¿Donde? Very Happy

_________________
avatar
Lobo7922
Admin

Mensajes : 855
Puntos : 1261
Reputación : 126
Fecha de inscripción : 16/11/2010
Edad : 42
Localización : Barquisimeto, Venezuela.

Ver perfil de usuario http://lacuevadellobo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por WilliamDarkgates el Sáb Dic 18, 2010 5:22 pm

Quiero revisar un poco más ese relato, te diré que mi intención fuese un microrelato. Ojala hubiese una tecnologia que le permitiera a uno escribir a medida que le viene a la mente la idea. Y en cualquier momento. Ese cuento, cuando lo pensé me quedaba al pelo, pero cuando me puse a escribirlo, no me gusto mucho.

Tal vez lo revisé para ponerle más descripciones. Y, si realmente hay que ponerle algo para que se sepa que es el sucesor del No Hay paz para los malos. Y, sí mi fuente de inspiración han sido Hellblazer, Hellboy (He leido dos suelto, Lobos de San Agustin y el 1ero de caza salvaje) y Supernatural tambien.

_________________
En la antesala al portal oscuro
avatar
WilliamDarkgates

Mensajes : 1001
Puntos : 1194
Reputación : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2010
Edad : 34
Localización : Venezuela/ Estado Miranda/ Guatire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por Lobo7922 el Sáb Dic 18, 2010 5:40 pm

O bueno, no los publiques sueltos, si no que publicas varios relatos juntos, de modo de no tener que explicar cada vez Very Happy

_________________
avatar
Lobo7922
Admin

Mensajes : 855
Puntos : 1261
Reputación : 126
Fecha de inscripción : 16/11/2010
Edad : 42
Localización : Barquisimeto, Venezuela.

Ver perfil de usuario http://lacuevadellobo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por WilliamDarkgates el Sáb Dic 18, 2010 5:49 pm

Bueno; No Hay para los malos ya los publiqué. Sad pero es cuestión de acotarlo.

_________________
En la antesala al portal oscuro
avatar
WilliamDarkgates

Mensajes : 1001
Puntos : 1194
Reputación : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2010
Edad : 34
Localización : Venezuela/ Estado Miranda/ Guatire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por Lobo7922 el Sáb Dic 18, 2010 8:32 pm

No, pero tú sabes que es lo que quiero yo, agarrar varios relatos y publicarlos como un .pdf y ponerlos a "vender gratis" en todas esas plataformas de libros electrónicos nuevas que están saliendo Very Happy

_________________
avatar
Lobo7922
Admin

Mensajes : 855
Puntos : 1261
Reputación : 126
Fecha de inscripción : 16/11/2010
Edad : 42
Localización : Barquisimeto, Venezuela.

Ver perfil de usuario http://lacuevadellobo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por WilliamDarkgates el Dom Dic 19, 2010 2:00 pm



-¿Sabes cual es el problema con los pactos fáusticos? Por tu cara veo que no. La verdad es que todo el mundo cree saber de ellos pero no sabe nada. Para ser sinceros, Fausto nunca existió todo fue publicidad fraguada en el infierno, los pactos fáusticos se pueden hacer, pero no se pueden romper, pero ¿Tu sabias eso? no lo pongo en duda, y tomando en cuenta eso y aquello, te pregunto mi "buen amigo" ¿Por qué robaste mi libro?- Así inicio su asalto el buen Rafael, mientras barruntaba aquel montón de palabra y observaba con calma hacia el ocaso.- Caracas es hermosa a la luz del ocaso, es todo un desastre, peligrosa violenta como ella sola, pero las cosas más hermosas con frecuencia son las más peligrosas ¿No lo crees, Edward?

“…El paso redoblado podía percibirlo a la perfección. La suelas chocando contra las calles adoquinadas, la voz del Führer resonando con fuerza por los altavoces. El retumbar de los tambores, cercano al corazón de una madre; los cuerpos apiñados, el calor y la sublimación del yo….”

Rafael observó a su presa, era un señor mayor, tal como lo había visto en la visión de aquel ladrón que había matado; ¿Cuánto tiempo había pasado de aquello? se preguntó el mago. Edward era un ocultista al igual que él, pero mucho más peligroso, había sido uno de esos que manejó los hilos del régimen nazi, que había usado magia, trucos y superchería para mover a los germanos, y llevar a cabo la matanza más grande de todos los tiempos- ¡Ah! veo el brillo en tus ojos. Sabes que has hecho muchas cosas malas en la vida, y el Ediolon no puede hacer nada por ti. Ellos son estructurados ¿Sabes? no tienen compasión, y no harán nada por rescindir tu contrato.- agregó con calma Rafael, quien no se exasperaba por qué su interlocutor no le hablaba, con calma miró el patio donde se hallaba, era realmente una casa hermosa, en la zona más cara y alejada de la ciudad de Caracas, un sitio al cual solo se podía llegar con un automóvil, y tan alejado, que nadie molesta a sus vecinos, y en pocas palabras el sitio ideal para ocultarse. Se acercó a una mesa cristal, donde había un juego de té, una bandeja con galletas y un diario.

- Por cierto, que excelente el círculo que has creado allí; se ve que aprendiste mucho durante tu época con la Sociedad de Thule, dime una cosa ¿Tú llegaste, alguna vez, a creer en lo que profesaban los de la Sociedad? Sí, sabes toda esa cháchara sin sentido sobre la supremacía racial y el neo paganismo. Si hubiesen llamado la atención de los Aesir, sinceramente creo no hubiese piedra sobre piedra en Europa.- Comentó, mientras tomaba una taza y se servía té, y daba cuentas de unas cuantas galletas. Y miraba con detenimientos a Edward; él hombre era una especie de arpía masculina, estaba sentado en una silla cómoda, cuyo esqueleto era de hierro forjado. El círculo estaba escrito con tiza, y tenia algunos símbolos intrincado y sagrados. Rafael reconoció algunas runas, mezcladas con otros símbolos mucho más peligrosos.

-Eso te habría gustado, ¿verdad? Tu risa es horrible, Este té es muy bueno- agregó- Tienes estilo, aunque a mí me gusta más el café, ¿Te place? Sí, seguro que sí. ¿Vamos no vas a hablar?

“…Sus miradas tristes, los odiaba con toda su alma, si es que tenia una. Narizones, rapados; creyendo fielmente, que como siempre, saldrían bien parados de esta situación. Habían sobrevivido a Cristianos, Romanos, Egipcios, Persas, Macedonios y demás… por que no al Reich… allí, observándonos, con su cara de inocencia ¿Cómo si no estuviesen consientes de su culpa en todo esto….”

-No saldrás vivo de aquí, mono hablador- dijo Edward, su voz era ronca, carrasposa y Rafael sintió escalofríos al escuchar aquellas palabras cargadas de odio.

-¡Ah! Ves no es tan difícil, y la respuesta a tu aseveración, amigo mío, es que sí. Quien no va a ver un nuevo amanecer eres tú. Dime una cosa ¿Qué se traía la sociedad entre manos cuando movió a todos esos nacionalsocialistas para que llevase acabo la solución final? ¿Acaso lo que lograron con la gran guerra no fue suficiente?

- No- respondió tajantemente Edward- él deseaba más, necesitaba más energía, pues deseaba entrar en carne y pústula a este mundo.- Rafael sintió un escalofrío cuando el anciano dijo "él"

-Dime una cosa Herr. Edward, ¿Qué piensas hacer con mi libro o que pensabas? Vamos, sé que a los viejos se les recomienda que aprendan un idioma nuevo o se pongan a pintar cuadros, para que el Alzheimer no haga estragos con ellos, pero no creo que aprender Enoquiano vaya a salvarte o serte útil.

“…Los lamentos, sus lamentos en el tren. Sedientos, sucios animales. Traicionándose los unos a los otros en los Ghettos. No sabían que hacer con ellos, yo si sabía. Huele a carne, a cabello quemado, a lágrima inocente. De nuevo sus miradas, saben que han hecho mal, y que están pagando por ello, como un perro cuando es culpable, miran con ojos llorosos. Han contaminado a la estirpe, deben pagar por ello…”

- Tienes razón- replicó- pero no quiero morir sin antes dejar una huella significativa en el mundo, y sabrás, que lo que pensaba hacer ya lo hice. ¿Te has asustado, Rafael?- le preguntó, pero el que sintió miedo de repente fue él. Edward no sabría decirlo, pero durante unos segundo la sombra del mago cambió, pareció ver un perro en vez de la a alargada y menguante sombra de un hombre.

- En efecto- dijo- Me asombra, que un idiota como tu haya pasado por el Sello de Gabriel sin atraer la atención de los paganos. ¿Sabes que están volviendo?- inquirió mientras tomaba más té.-Lentamente vuelven, Tal vez por qué sienten que es el momento, o por qué cada vez más el Eidolon pierde terreno. Dime una cosa ¿Qué te prometieron Miguel y Rafael?

- Una corta estancia en el purgatorio luego el Palacio del Millar de placeres. – Volvió a verlo, la sombra del mago se movía.

-Tu alma esta comprometida, en serio lo sabes.- Comento Rafael en tono socarrón; luego se terminó el té y sacó un libro de su bolso. Siempre llevaba un bolso que parecía de las mil maravillas- He leído este libro de atrás para delante y viceversa, de arriba abajo, en diagonal si te place, si alguien conoce al cabrón del Eidolon, soy yo. Y sabes que; si la Sociedad y tu no deseaban atraer a los Aesir con tanto Judío, Gitano, Ruso, comunista, homosexual y disidente muerto, sino que deseaban atraer a "Aquel que mora entre los espacios" el Eidolon no podrá hacer nada por tu alma. ¿A quién se la vendiste?

“… De nuevo percibió el lamento, el grito desesperado de los soldados, la furia desatada de la muerte al verse irrespetada. El zumbido de los aviones, el estallido de las bombas, el silencio posterior. El crujir de los engranes. El Frío en el frente. La Muerte rampante. La sonrisa de sus pares. Llanto, muerte y pesar... frente aquello, solo placer…”


El viejo mago comenzó a reírse de forma frenética, su risa iba en crescendo. Parecía una gallina clueca, y aquello estaba molestando a Rafael, con su risa decía muchas cosas, y entre ellas que siempre habían estado lo suficientemente loco para hacer lo que él infería. No solo había vendido su alma, sino que se la había vendido al ser más peligroso de toda la creación. Rafael se quitó sus anteojos, y se dio un masaje en el entrecejo

-Sabes que no hay nada que lo detenga.

-En efecto, mocoso- replicó Edward- Sabes, que la primera vez que lo derrotaron, fue en una era en la cual el tiempo, como lo conocemos aún no corría, que hizo falta la conjunción de millares, para ponerle fin y que la explosión resultante dio como resultado a nuestra realidad. El Big Bang como lo llaman ahora.

- Gracias por la clase magistral

-Siempre es un placer, iluminar las mentes jóvenes, y la de las razas inferiores- agrego con una sonrisa; de nuevo percibió la sombra, y sintió un escalofrío. Parecía que temblaba como si la fuente de luz que la originaba estuviese titilando, pero no era así- Pero...

“… Ya no había superioridad, los narizones, comunistas, homosexuales y toda esa escoria habían sobrevivido, tal como las cucarachas que eran. Siempre se salvaban como las cucarachas que eran. Ahora eran sus pares los que corrían, los que sentían miedo. Había que desenterrarlos, y no llamarles cadáveres, el término era figurines. Aun así, el miedo lo excitaba, aun quedaba tiempo para su señor… pero ellos no lo escucharían, los aliados lo habían logrado, las razas inferiores se perpetuarían…”

-Lo enfocó mal, sé que no deseas llamarle- le interrumpió- deseas romper el sello de Gabriel para que el Eidolon entre en el mundo. Te preguntaré una sola vez más- dijo- No tienes fuerza para hacer ese conjuro, estás viejo. Así que dime ¿Cómo lograste discar al plano superior?- Rafael se puso de pie y observó con detalle al anciano, este sonrió. El mago al ver aquella sonrisa lupina supo la verdad

-Hice lo que tú no te atreves- dijo- pase la antorcha.

-Me parece bonita la idea, en mi caso seria pasar la antorcha- dijo con calma el mago mientras se llevaba las manos a su bolso. - En tu caso, es controlar a un imbécil con potencial, no es más que el acto de crear un títere. ¿O me equivoco?

-No- dijo el anciano, quien se ponía de pie en respuesta al gesto de Rafael, saco rápidamente una especie de cuchillo y se preparó para lo peor. Pero menuda fue su sorpresa cuando el mago solo saco un trozo de tiza.

“… Todavía había tiempo; había una oportunidad. Aun quedaba una oportunidad, la muerte aun estaba dispuesto, el estaba dispuesto. Pero todos ellos querían escapar, ahora ellos eran las ratas que dejaban el barco. Berlín era una ruina, el Führer se esconde como un perro con los dientes rotos, enfermo y sarnoso. Solo puedo sentir rabia, impotencia y tristeza. Se puede sentir, el frío…”

- ¿Con eso piensas matarme? ¿Sabes que no saldrás vivo de aquí?

-No pienso matarte con esto.- respondió- Saldré vivo de aquí, saldré de la misma forma que entre. ¿Crees que tus vigilantes podrán contra mí?

-Y ¿Quién dice que no te mataré cuando me des la espalda?

-Los años de práctica, mira ese círculo de protección que hiciste requirió mucha energía. Lo hiciste rápido, pero esta muy bien hecho. Sé que me sentiste llegar, contaba con eso.

-¿Y, entonces? ¿Qué vas a hacer? ¿Cómo me vas a matar por haber robado tu librito?

-Robaste, e hiciste una llamada indebida, me conformo con recuperar mi libro, cosa que ya he hecho- recito el mago mientras pulverizaba el trozo de tiza y lo dejaba caer en el piso. - Yo, no voy a matarte, ella lo va a hacer.

- ¿Quién?

El polvo de la tiza comenzó a transformarse en niebla con una rapidez asombrosa; en cuestión de momento había una fría y densa niebla. Edward, a pesar de los años, tenía buena vista y aun podía ver con claridad al mago. Sintió la fuerza del conjuro de Rafael, cuando toco su anillo.

“… Volvió a escuchar al Führer, la marcha de los soldados, el rugir de los cañones, los altavoces, ríndanse alemanes, su Reich ha caído. Escucho, a todos sus pares haciendo planes para escapar, mascullando tratando de abrirse un camino. Vio a los figurines, alzándose de sus tumbas, bañados en barro y sangre. Vio a los soldados, sus hombres y enemigos por igual, andaban por las calles. Sus ojos eran brillantes y se acercaba a él, ¿Por qué? ¿Por qué? Le preguntaban, y luego el frío le abrumó. Le llegó a los huesos y lo supo…”

-¿Que intenta Herr Velasco? ¿Quién va a matarte?- inquirió de nuevo, Rafael pudo sentir el temor latente en su voz.

Rafael surgió de entre las nieblas, estaba más cerca del borde del círculo.

-Ella- replicó impaciente.

Menuda fue la sorpresa de Edward; había visto muchos seres horribles en su vida, pero aquel que estaba frente a él era el más horrible; y en ese momento lo entendió todo. Era un ser al que temía, y que esperaba que algún día llegase a encontrarle. En aquel momento surgía detrás del mago como si surgiera de la nada, tenia la forma de una hermosa mujer, de nívea piel, de cabellos negros y rizados, de ojos grises y fríos, con labios rosados y carnosos, con una egregia nariz aguileña; y una tunica que resaltaba sus pechos y muslos. Aquella visión era hermosa, pero a él no lo engañaba. Aquello era una furia

- ¿Cómo...?- alcanzo a titubear.- ¿Cómo… sometiste…?

-La magia no esta en lo que puedes hacer- dijo- sino en el lograr que otro haga las cosas por ti; esta señorita- Rafael se volteó, hizo una reverencia y tomo su delicada mano, le besó con delicadeza y le sonrío- me prendó, le hice un regalo, y luego le pedí un favor y ¿Sabes qué? accedió a mi petición.

-Vale- replicó el anciano que comenzó a temblar, frente a la idea de enfrentarse a la Furia, ya no tenía fuerza, ya no era un hombre joven, no había en su repertorio ningún conjuro para matar a esa bestia. No temía morir a manos de ella. Lo que temía era...

- Sí, sé a que le temes, todo el que muere a manos de una furia esta condenado a la obliteración. Tus pecados son grandes, diviértete- le dijo a Edward luego miró a la furia y volvió besarle la mano- Lo prometido es deuda querida; que te sea de provecho el banquete que te entrego.

Rafael con calma, se alejó sin mirar atrás, conocía la escena. Sabía que el viejo se había vuelto descuidado a pesar de su trayectoria. Sabía que no tenia fuerza, y que a pesar de que el círculo de protección era bueno, no aguantaría el embate de la Furia.

Edward Hunser, ocultista nazi, miembro de la Sociedad Thule no podría contra aquella criatura. Ya no tendría que preocuparse de él, sabría donde terminaría. Ahora Rafael tenía su libro, pero había problemas mayores. Había un remedo de mago por allí tratando de romper el Sello de Gabriel. A veces parecía que los problemas le seguían y nunca acababan. Todo aquello a veces se le antojaba un lío de nunca acabar.



_________________
En la antesala al portal oscuro
avatar
WilliamDarkgates

Mensajes : 1001
Puntos : 1194
Reputación : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2010
Edad : 34
Localización : Venezuela/ Estado Miranda/ Guatire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por Lobo7922 el Dom Dic 19, 2010 2:20 pm

Mucho mejor.

Mira, ¿sabes usar Google Docs? hay unos detallitos que me gustaría señalarte, pero por aquí es un trabajón.

El asunto del juego de la sombra de Rafael mejora mucho lo del Deus Ex machina, y los flashbacks de Edward le dan mas realismo, pero en algún punto también confunden, pero está mucho mejor que antes Smile

_________________
avatar
Lobo7922
Admin

Mensajes : 855
Puntos : 1261
Reputación : 126
Fecha de inscripción : 16/11/2010
Edad : 42
Localización : Barquisimeto, Venezuela.

Ver perfil de usuario http://lacuevadellobo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por WilliamDarkgates el Dom Dic 19, 2010 2:44 pm

Mira, ¿sabes usar Google Docs? hay unos detallitos que me gustaría señalarte, pero por aquí es un trabajón

Creo que no ¿Eso es como Goggle book?. De todas formas tengo que revisar los Flashback; por que de verdad cambio de narrador en ellos.

_________________
En la antesala al portal oscuro
avatar
WilliamDarkgates

Mensajes : 1001
Puntos : 1194
Reputación : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2010
Edad : 34
Localización : Venezuela/ Estado Miranda/ Guatire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por Lobo7922 el Dom Dic 19, 2010 3:12 pm

En GMail, arriba están los google docs, dales un ojo que son tremenda herramienta sobro todo para las colaboraciones Smile

_________________
avatar
Lobo7922
Admin

Mensajes : 855
Puntos : 1261
Reputación : 126
Fecha de inscripción : 16/11/2010
Edad : 42
Localización : Barquisimeto, Venezuela.

Ver perfil de usuario http://lacuevadellobo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por WilliamDarkgates el Dom Dic 19, 2010 3:16 pm

ya lo vi. Lo use una vez por un libro que me mando un profesor en Docsx y yo no tengo ese formato en mi pc. Ya lo vi, se puede subir archivos y escribir uno alli. ¿Quieres que te suba el escrito en Word?

_________________
En la antesala al portal oscuro
avatar
WilliamDarkgates

Mensajes : 1001
Puntos : 1194
Reputación : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2010
Edad : 34
Localización : Venezuela/ Estado Miranda/ Guatire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por Lobo7922 el Dom Dic 19, 2010 3:19 pm

Exacto, y me envias el enlace por el correo o por un privado

_________________
avatar
Lobo7922
Admin

Mensajes : 855
Puntos : 1261
Reputación : 126
Fecha de inscripción : 16/11/2010
Edad : 42
Localización : Barquisimeto, Venezuela.

Ver perfil de usuario http://lacuevadellobo.blogspot.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por WilliamDarkgates el Dom Dic 19, 2010 3:23 pm

vale

_________________
En la antesala al portal oscuro
avatar
WilliamDarkgates

Mensajes : 1001
Puntos : 1194
Reputación : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2010
Edad : 34
Localización : Venezuela/ Estado Miranda/ Guatire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por WilliamDarkgates el Lun Mar 07, 2011 8:13 am

Viendo lo que ha hecho Vlad con su cuento, me percaté de que yo termine el mio y no lo puse más por aqui. Creo que leerlo desde el foro seria incomodo para algunos asi que pondre los vinculos en orden para que pueda ir leyendolos.

Capitulo 1

Capitulo 2

Capitulo 3

Capitulo 4

Capitulo 5

_________________
En la antesala al portal oscuro
avatar
WilliamDarkgates

Mensajes : 1001
Puntos : 1194
Reputación : 49
Fecha de inscripción : 17/11/2010
Edad : 34
Localización : Venezuela/ Estado Miranda/ Guatire

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El lio de nunca Acabar

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.